Limpieza y cuidado de las vías respiratorias

¡Fuera mucosidades!

Estos días de cambios de temperatura me encuentro con que la mayoría de mis amigas están con un buen catarro, hasta yo misma he enfermado, un tiempo que he aprovechado para descansar y darme el cuidado que últimamente me estaba faltando. Así que te escribo al abrigo de la manta para contarte qué hacer ante los primeros síntomas y cómo eliminar la mucosidad concentrada en tus pulmones.

Ante los primeros síntomas de enfriamiento lo primero que vas a hacer es calentar el organismo para que contrarreste la agresión lo más rápidamente posible. Lo más útil será disfrutar de un baño caliente hasta tener la sensación de que has recuperado el calor corporal.

Entra en la bañera con el agua a una temperatura agradable y después añade progresivamente agua caliente, hasta tener sensación de calor; luego,  te quedarás en la bañera  10 minutos, al salir te abrigas bien y si es posible te vas a la cama.

Y después tomarás una bebida caliente y de sabor picante.

Te vas a preparar un té bancha caliente para lo cual pones a hervir 1/2 litro de agua y cuando el agua alcance el punto de ebullición añades una cucharada de té bancha y una cucharadita de jengibre fresco rallado y dejas que hierva 2 o 3 minutos. A continuación, lo reposas y lo cuelas, y  le añades 1/2 ciruelita de umeboshi y unas gotas de salsa de shoyu. Esta bebida activa la circulación, elimina el cansancio, mejora la función digestiva y abre los bronquios y pulmones.

Y al irte a la cama, si tienes los pies fríos y la cabeza congestionada, haces un baño de piernas a temperatura ascendente.

En una palangana grande, viertes agua caliente a una temperatura agradable (unos 37ºC), hasta que sobrepase los tobillos, y añades 10 gramos de jengibre , poniéndole una gasita como si fuera una infusión. A continuación añades agua caliente hasta llegar a las rodillas, de forma que la temperatura suba gradualmente, pero que no queme (como máximo 40ºC)

Se dejan los pies dentro del agua entre 10 y 15 minutos. A continuación, se secan, se ponen unos calcetines largos y se reposa 10 minutos.

¡Fuera mucosidades!

Si no has podido evitar que se formen mucosidades en los pulmones, una vez que ya se tienen, es muy importante hacer una buena eliminación..

Ahora te voy a dar algunos remedios para  sanar un resfriado y fluidificar las mucosidades una vez instaladas.

Sopa de cebolla y tomillo

Es muy indicada para fluidificar mucosidades y para desinfectar. Es adecuada en los procesos gripales y catarrales del invierno.

Ingredientes:

1litro de agua

4 cucharadas soperas de tomillo

2 cebollas grandes cortadas a cuadritos

2 dientes de ajo

1 cucharada sopera de aceite de buena calidad

1 cucharada sopera de miso de cebada

Elaboración:

Poner una cazuela a calentar con una cucharada de aceite y cuando esté caliente añadir los ajos cortados a láminas y dorarlos.

Añadir entonces la cebolla y dejar que se dore, aproximadamente 10 minutos.

Añadir el agua y dejar que alcance el punto de ebullición

Añadir una pizca de sal y el tomillo.

Dejar que se cueza durante 10 minutos más.

Añadir el miso de cebada diluido con un poco del caldo de la sopa y dejar que repose.

Servir caliente.

Bebida de nabo o rabanito

Esta bebida te va  ayudar a eliminar mucosidades, bajar la fiebre y a inducir el sudor. Es ideal que te la tomes y te vayas a la cama.

Ingredientes:

1 nabo

1 trocito de jengibre fresco

salsa de shoyu

té bancha

Preparación:

Rallar 3 cucharadas de nabo o rábano

Rallar el trocito de jengibre

Verter 2 tazas de té bancha o agua caliente en una jarrita

Exprimir el jugo del rábano rallado y del jengibre dentro de la jarrita y añadir unas gotas de salsa de shoyu

Mezclar bien

Tomar una taza de té e irse a la cama, tápate con una manta. Toma 2 veces al día.

Cebolla cremosa

Ayuda a eliminar mucosidades del sitema respiratorio y es útil en resfriados, tos y gripe producidos por el frío.

También es una receta muy adecuada para personas que tienen el sistema digestivo debilitado e incluso para diabéticos por su naturaleza dulce.

Ingredientes:

4 cebollas grandes

sal

aceite de buena calidad

Elaboración:

Corta las cebollas a medias lunas.

Coloca una cazuela de fondo grueso a calentar y añade una cucharada de aceite.

Añade las cebollas y déjalas que se doren, aproximadamente 10 minutos

Añade una pizca de sal, tapa y cocina a fuego bajo, si es necesario añade una pizca de agua para que no se queme.

Cocina las cebollas durante 45 minutos hasta que queden muy tiernas, muy cremosas y el agua que hayan soltado se haya evaporado.

La tos

En la mayor parte de los casos, la tos es un mecanismo que te ayuda a eliminar mucosidades de los pulmones, por eso, más que cortarla, tenemos que fluidificar las mucosidades para poder eliminar mejor.

Cuando la tos es muy persistente  y muy irritativa conviene calmarla con algún remedio.

Té de lotus

Ingredientes:

Raiz de loto fresca o en polvo (en su defecto)

jengibre

Elaboración:

Si utilizas raíz fresca, rallas un trozo y exprimes el jugo con una gasita. Añades la misma cantidad de agua.

Lo llevas a calentar y sin parar de remover dejas que empiece a espesar y a hervir

Apagas el fuego y añades un chorrito de jugo de jengibre fresco.

Tomar caliente

Si tienes polvo de raíz de loto. Disuelves en una tacita de agua 2 cucharadas pequeñas de polvo de loto y lo llevas a hervir durante 3 minutos.

Añades un chorrito de jengibre y unas gotas de salsa de shoyu.

Tomar caliente.

Jarabe para la tos

jarabe de cebolla y miel.

Cortar en trozos pequeños una o dos cebollas según tamaño.

colocar en un tarro de cristal de 250g. y añadir 2 cucharadas soperas de miel. Mezclar bien y dejar en maceración unas 8 horas.

A lo largo del día tomar el jugo que haya soltado.

Jarabe de jengibre y pimienta negra

Hacer una infusión con jengibre rallado, 1 cucharada pequeña con una pizca de pimienta negra, 1 cucharada pequeña de ralladura de naranja o mandarina, en 250 ml. de agua. Endulzar con melaza de arroz y tomar caliente a sorbos.

Jarabe de jengibre y miel

Rallar un nabo mediano y 1 cucharada pequeña de jengibre fresco. Añadir una cucharada pequeña de miel o de melaza de arroz y cubrir con agua. Hervir unos minutos y tomar caliente.

 

Yolanda Andres
Author:
Yolanda Andres
About:
Psicóloga-psicoterapeuta, consultora de nutrición saludable, profesora de yoga, madre de dos hijas y amante de la naturaleza.
More articles by: Yolanda Andres

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies