Los cereales integrales, la energía que necesitas

beneficios de los cereales integrales

Si te has propuesto empezar una alimentación saludable, hacer ejercicio y llevar una vida más sana acertarás si empiezas a consumir los cereales integrales.

Si estás pensando en hacer una transición a una alimentación saludable, es un buen comienzo sobre todo, si estás muy confusa con tanto bombardeo publicitario sobre lo que tienes que comer. Empezar a sustituir los cereales refinados por integrales es una manera magnífica de empezar ese maravilloso viaje hacia la salud.

Los cereales son la base de una alimentación saludable. Es importante que sepas que en todas las culturas, en Europa, Asia, Africa y América el grano ha sido el alimento principal hasta la llegada de la industrialización donde empezó el procesamiento y refinamiento de los alimentos. La alimentación tradicional estaba basada en cereales integrales, legumbres, verduras así como semillas, frutos secos, algas, condimentos naturales y pequeñas cantidades de proteína animal. Las culturas estaban más en contacto con la naturaleza y no tenían este consumismo ilimitado que no tiene ningún sentido.

En los países ricos, los últimos 70 años ha disminuido el consumo de granos enteros y han aumentado el consumo de carnes, lácteos, azúcares simples y en general alimentos muy refinados. Esto ha degenerado en la proliferación de enfermedades degenerativas que todos sabemos.

Si queremos llevar un estilo de vida más amigable con el medio ambiente volver a prácticas  que te creen salud y longevidad significa volver al consumo de alimentos integrales, creando armonía en la naturaleza y el entorno.

los cereales integrales fuente concentrada de energía

Los cereales tienen una amplia gama de nutrientes desde hidratos de carbono, proteínas, vitaminas, minerales y grasas necesarias para el organismo. Pocos alimentos concentran tal cantidad de nutrientes en un solo alimento.

Tienes que saber que son  los hidratos de carbono complejos. En el organismo, tienen una combustión lenta creando una energía estable y duradera, sin crear los picos y altibajos generados por los hidratos de carbono simples, o conocidos como los  azúcares simples. En el organismo se van a almacenar en forma de glucosa natural creando una reserva de energía para cuando lo necesitemos. La buena notícia es que consumiéndolos diariamente vas a sentirte llena de energía y vitalidad, o sea, que vas a tener cuerda para rato.

Eso sí, consume cereales en grano enteros como el arroz integral, el mijo, la quinoa,  el maíz, la cebada perlada y el trigo sarraceno entre los más conocidos.

Al menos dos veces al día deberías consumirlos. Tomar una crema de cereal entero en el desayuno y otro cereal en la comida principal sería lo ideal para obtener los beneficios de los que te hablo.

Si preparas un desayuno, es tan sencillo como colocar un vaso de cereal bien lavado y escurrido en una olla a presión. Si es arroz integral o cebada perlada le añadiremos 7 partes de agua por 1 de cereal; si es mijo, quinoa o trigo sarraceno 5 por 1 de cereal. Pondremos a hervir sin tapa, añadirás una pizca de sal y si te gusta, un poco de canela en rama o ralladura de limón. Cuando empiece a hervir tapas, dejas que suba la válvula de la presión y bajas a mínimo el fuego. Dejas que se cueza alrededor de 45-50 minutos. Pasado ese tiempo dejas que se enfríe. A esta crema le puedes añadir pasas, arándanos secos, semillas de calabaza o de sésamos, un poco de frutos secos…una compota de manzana.

Si lo preparas para comer y nunca has consumido cereal integral empieza por ponerlo a remojo la noche anterior para hacerlo más digerible. Ten en cuenta que hay que cocinarlos y masticarlos bien. Cocinar bien los granos integrales es fundamental para que lo encontremos rico de sabor y que nos siente bien, además de poder asimilarlo y digerirlo bien.

Descubre las mil formas de poder cocinar los cereales desde hacer un arroz caldoso, una paella, un pastel de mijo, una ensalada de quinoa, un guiso de cebada, una sopa de trigo sarraceno….

Te dejo algunas recetas que te ayudarán a preparar este maravilloso alimento del que te hablo.

Ensalada de trigo sarraceno

(4 personas)

ingredientes:

1 vaso de trigo sarraceno

2 vasos de agua

1 manojo de cebolletas

brócoli

maiz

1 zanahoria

Hojas verdes

Preparación:

*Cocer el trigo en el agua junto con dos vasos de agua, primero a fuego alto durante 5 minutos, bajar el fuego, tapar y cocer durante 20 minutos.

*Una vez cocido se saca de la cazuela y se deja enfriar en una ensaladera

*Cocer las verduras, troceadas pequeñas al vapor

*Cortar las cebolletas en rodajas y escaldar

*Por último cocer al vapor las hojas durante 30 segundos

*Mezclar todos los ingredientes con el trigo y aderezar.

Aderezo: Salsa de alcaparras

Ingredientes: Mostaza, agua, alcaparras, concentrado de manzana, aceite, batir bien y mezclar con la ensalada.

Nota: Con los mismos ingredientes de la ensalada, puedes realizar croquetas rebozadas en harina y sésamo, para servirlas con el mismo aderezo.

Crema de mijo dulce

Ingredientes:

1 taza de mijo

4 tazas de agua

2 tazas de zumo de manzana

pasas

1 ramita de canela

piel de limón

melaza de arroz

semillas de sésamo tostado

Elaboración:

Lavar muy bien el mijo y poner todos los ingredientes en una cazuela, hervir, bajar el fuego a mínimo y tapar.

Cocer durante 35 minutos

Servir con semillas.

3-Arroz integral caldoso

4 personas

Ingredientes:

1 vaso de arroz integral de grano corto (a remojo toda la noche)

1/2 taza de alubias ( a remojo toda la noche con el alga kombu)

1 cebolla roja cortada a cuadritos

1 zanahoria cortada a cuadritos

1 nabo o chirivía cortada a cuadritos.

1 manojo de acelgas

1 cucharada de aceite de oliva

2 dientes de ajos

2 cm. de alga kombu

pimentón

sal

cúrcuma

perejil

Elaboración:

En una olla a presión colocar las alubias junto con el alga kombu y una pizca de sal. Llevar a ebullición y bajar el fuego, tapar y dejar que se cuezan durante 1 hora.

Cuando se hayan cocido las alubias, poner una cazuela de fondo grueso a calentar.

Añadir la cucharada de aceite, cuando esté caliente añadir la cebolla con una pizca de sal y los ajos, saltear hasta que se quede dorada. Añadir un poco de pimentón .

A continuación añadir 1 litro de agua y dejar que hierva

A ese caldo añadir unas hojas de laurel, el resto de las verduras y dejar que se cuezan durante media hora, desde que empieza el punto de ebullición.

Pasado ese tiempo añadir el arroz integral y la cúrcuma. Dejar que se cueza durante 40 minutos.

Añadir las alubias y dejar que se cueza todo junto 10 minutos más.

Servir calentito con un poco de perejil por encima.

 

 

 

Yolanda Andres
Author:
Yolanda Andres
About:
Psicóloga-psicoterapeuta, consultora de nutrición saludable, profesora de yoga, madre de dos hijas y amante de la naturaleza.
More articles by: Yolanda Andres

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies