Prepararse para la primavera

La primavera, época de renovación

Prepárate para la primavera, para el color verde, para la luz, para los brotes, para las flores, para sentir la energía vibrante y expansiva que se respira en la naturaleza, para sentir la vitalidad de los brotes que con fuerza empiezan a adornar la dulce apariencia de los árboles.

Es el momento para que nuestro cuerpo salga del aletargamiento del invierno y se abra energéticamente, como toda la naturaleza, y también la mejor época para depurar, para perder esos kilos de más que hemos ganado durante el invierno.

Durante el invierno pasamos más tiempo en los interiores, al abrigo del frío, hacemos una vida más sedentaria y estática; esa falta de movimiento y de no pasar tiempo al aire libre hace que acumulemos más toxinas, por eso es el mejor tiempo ahora para hacer algunos cambios para renovarte.

¿Qué alimentos debemos tomar y cuáles reducir o evitar?

Es hora de dejar los estofados, los fritos, las cocciones largas que protegen y calientan el cuerpo durante los meses largos de invierno. Y ahora, hay que comer alimentos más ligeros para limpiar, refrescar y prepararse para los días cálidos del verano. Por tanto, más cocciones al vapor, escaldados, salteados rápidos, ensaladas.

Un buen tiempo para hacer cambios

En un nivel básico tendrás que reducir el consumo de alcohol,  café, harinas, azúcar,  y productos lácteos, que sobrecargan el hígado, el órgano que más limpieza necesita en esta estación. El hígado es un filtro que trabaja continuamente eliminando las toxinas, así que prestarle atención es una buena opción.

Te animo a que de buena gana vayas al mercado a comprar productos locales de la estación, deléitate con los colores y convierte tus comidas en un festín para los sentidos.

Ya te imagino con tu cesto lleno de lechugas fresquitas, rábanos, alcachofas, col rizada, espinacas, diente de león, rúcula, espárragos. Invita al color verde a tu vida, pues son las verduras verdes las que más van a ayudar a depurar.

Te propongo el consumo de los germinados, la gran cantidad de nutrientes vivos que contienen lo convierten en un alimento a descubrir. Son el único alimento vivo que cuando lo llevamos a la boca todavía está vivo asi que, comer germinados es comer vida.

Los germinados no son sólo un alimento vivo, sino que poseen abundantemente clorofila, enzimas, vitaminas, minerales, oligoelementos y aminoácidos. Fortalecen el sistema inmunitario y constituyen un excelente suplemento vitamínico para contrarrestar los efectos negativos de la vida actual, el estrés, el ruido, exceso de trabajo y los alimentos desnaturalizados.

No te olvides de las legumbres, una maravillosa alternativa a la proteína animal. Te animo a que consumas lentejas, guisante seco o frescos. Las puedes preparar en ensaladas, sopas, te van a quedar riquísimas.

Algas marinas como la chlorella y la espirulina son muy depurativas, las puedes consumir en polvo o en comprimidos, son un buen aliado para esta estación.

No te olvides de aderezar los platos con hierbas frescas como el cebollino, el perejil, el cilantro, la hierba buena, menta. Son una gran fuente de antioxidantes y una excelente fuente de calcio. Añadirlas siempre crudas, al final de la cocción y espolvorear.

Con este ánimo en el corazón, te propongo que añadas a tu dietario de primavera el siguiente  zumo detox ácido que, estoy segura,  te encantará.

Recetas primaverales

Ingredientes:

1 manzana granny Smith
1 rama de apio
Un trocito de jengibre
Unas gotas de limón
1 cucharadita de melaza de cebada (opcional)

Licuar todos los ingredientes.

Ensalada de lentejas, germinados de cebolla y ajos tiernos.

Ingredientes:

1 taza de lentejas verdes (puestas a remojo la noche anterior)
germinados de cebolla
ajos tiernos
cebollinos
alcaparras
aceite de oliva
salsa de soja
vinagre de módena

Elaboración: 

Cocer las lentejas  en una cazuela con bastante agua y sal, hasta que queden enteras, no dejar que se pasen (cocción rápida afuego alto) y pasarlas por un colador para que suelten todo el líquido.

Dejar que se enfrien.

Hacer un salteado con los ajos tiernos.

Añadir el salteado a las lentejas, las alcaparras y los germinados.

Hacer una salsa a partes iguales con la salsa de soja, el aceite de oliva y el vinagre de módena que añadirás a la ensalada como aliño.

Con cariño y gratitud

 

Yolanda Andrés es psicóloga y consultora de nutrición saludable.

 

Yolanda Andres
Author:
Yolanda Andres
About:
Psicóloga-psicoterapeuta, consultora de nutrición saludable, profesora de yoga, madre de dos hijas y amante de la naturaleza.
More articles by: Yolanda Andres

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies